Auch die großen Poker Spieler können Broke gehen

También los buenos jugadores van muy a menudo quebrados

Existen numerosos artículos en Internet que abordan el tema de la gestión de fondos. ¿Por qué todavía hay tantos jugadores que manejan tan mal sus propios fondos e incluso se arruinan al final? Más del 50% de los jugadores regulares van a la quiebra regularmente. Cualquiera que piense que cada jugador que juega durante varias horas al día es automáticamente un buen jugador ganador está equivocado. En este artículo encontrarás 5 razones por las cuales los jugadores regulares van a la quiebra.

Los jugadores de póker tienden a sobreestimarse y pueden ir a la quiebra

La mayoría de los jugadores de póker se consideran mejores jugadores de lo que realmente son. Muchos ponen la mala suerte como una razón y afirman que serían grandes jugadores ganadores si no tuvieran tanta mala suerte. Las pérdidas son causadas por cartas malas y otras situaciones desafortunadas. Especialmente después de un repunte que dura un poco más, muchos jugadores pierden la conexión con la realidad y piensan que son mejores de lo que son. Se juegan límites más altos, ya que uno tiene la impresión de ser mejor que otros jugadores y, por lo tanto, no necesita una administración de fondos tan estricta. Cuando termina la recuperación y vuelves a la realidad, todo funciona muy rápido. Su propio bankroll se vuelve cada vez más pequeño y, dado que todavía piensa que es un jugador muy bueno, no quiere caer y el resultado predecible es que se declara en quiebra.

La gestión de fondos demasiado conservadora lleva a la quiebra

Cuando te va bien, tiende a relajar un poco la gestión de fondos. Especialmente los principiantes de póker cometen este error muy a menudo, si al principio les va muy bien y no pueden juzgarse correctamente. Muchos clientes habituales no saben cuán brutal puede ser el póker a veces. Es de enorme importancia tratar el tema de la variación para comprender por qué un buen jugador ganador también necesita una gestión sólida de fondos para tener éxito a largo plazo.

El Tilt puede conducir rápidamente a la quiebra

Es muy fácil apegarse a la gestión de fondos cuando todo va según el plan y no sucede nada especial. Pero eso cambia cuando se trata de aumentar los latidos malos o las bajadas más largas cuando se rasca los nervios. En estas fases, muchos jugadores se inclinan y pierden el control. Los límites más altos se utilizan para recuperar las pérdidas más rápido, de acuerdo con el lema “todo o nada”. En estas fases, los jugadores esquivan su A-Game y a menudo destruyen su bankroll en una sola sesión.

El encanto de un límite superior generalmente termina con la quiebra.

No importa en qué límite se encuentre, siempre es la atracción ascender nuevamente. Especialmente con un repunte es que el estímulo asciende inmediatamente al siguiente límite superior muy grande. Y especialmente en el póker en línea, esto va muy rápido, ya que es solo un pequeño clic para subir a un límite más alto. Debe ser comparado con un trabajo normal. Nuevamente, usted no se eleva en unos pocos días o semanas al gerente. Se necesita tiempo y paciencia para ascender. No es diferente con el póker. Siempre puedes decidir por ti mismo qué límite quieres jugar, pero debes ser consciente del peligro que vas a quebrar.

Los malos hábitos en Micro Limits conducen a la quiebra más tarde

Si comienzas en los micro límites, se sabe que los jugadores son muy malos y, por lo tanto, no necesitas una gestión de fondos tan estricta. Si estás más o menos preocupado por tu propio juego y lo básico, entonces podrás superar los micro límites relativamente rápido y ascender gradualmente. Esto, por supuesto, se atasca en su cabeza y cree que continúa siempre de esta manera, para que pueda ver la gestión de fondos más flexible. La verdad, por supuesto, se ve muy diferente. Cuanto más alto obtengas, mejores serán los jugadores, lo que automáticamente significa que la variación es mayor y necesitas un bankroll más fuerte.

Conclusión

Ahora hemos enumerado los puntos clave por los que los clientes habituales pueden ir a la quiebra. Ser un muy buen jugador de póker no es suficiente, incluso si el BRM no es correcto. En sí mismo, la gestión de fondos es muy simple y es una cuestión de la mente. Endereza la cabeza y nada se interpone en el camino de una exitosa carrera de póker. Por cierto, muchos jugadores de póker conocidos también dicen que regularmente van a la quiebra. Para permanecer en los medios, se prestan dinero o pueden ser apilados por otros jugadores. De hecho, se estima que solo el 20% de todos los jugadores ganadores tienen una sólida gestión de fondos.

Deje su comentario Cancelar la respuesta

Los términos y condiciones aplican. Esta oferta es solo para nuevos clientes que
tengan al menos 18 años de edad. Si necesita ayuda con su cantidad de juego y siente
que algo va mal, visite begambleaware.com

Sobre el autor

¡Hola! Mi nombre es Stefano, y soy el más nuevo miembro del gran equipo YPD. Soy un aficionado del póker por lo que entiendo
las incertidumbres que pueden existir al momento de seleccionar una sala de póker, ¡Pero para eso estamos listos para darte pronta
respuesta y el mejor soporte para que alcances tus sueños de póker!

Últimos cambios

Los últimos cambios de la página “Diferentes razones por las cuales los buenos jugadores de póker van a la quiebra
se realizaron el 13. diciembre 2019 por Stefano